¿Cómo limpiar una freidora sin aceite?

Si te has comprado una freidora sin aceite ya sabes que son electrodomésticos que te permiten disfrutar de tus frituras preferidas con menos aceites y calorías. 

Pero aunque estemos eliminando el aceite para cocinar, los alimentos siguen soltando sus propias grasas y esto ensucia el cesto de la freidora. 

Por suerte, tenemos una buena noticia, es muchísimo más fácil que limpiar una freidora tradicional ya que se generan muchos menos residuos y mucho más fácil de limpiarlos. 

En este artículo te vamos a explicar cómo limpiamos nuestra freidora y verás que el cesto sigue brillando como el primer día que la compraste. 


Limpieza del cesto de la freidora

Para empezar nos enfocamos primero en la limpieza del cesto que es dónde más se ve la suciedad. Nuestra recomendación es limpiar el cesto de la freidora cada vez que se utilice.

cesto de freidora sin aceite con agua y jabón
Al poner el cesto con agua y jabón podremos sacar los residuos con facilidad

Aunque a veces parece que apenas se ha ensuciado nosotros recomendamos limpiarlo después de cada uso ya que siempre se queda algún residuo de los alimentos y puede transmitir el olor la próxima vez que la utilices. 

Estos son los pasos que seguimos para hacer la limpieza del cesto de nuestra freidora. 

  1. Dejamos enfriar el cesto de la freidora durante varios minutos. Para saber si ya puedes limpiarla, tócala y si notas que todavía está un poco caliente, espera un poco más. 
  2. Antes de coger el estropajo y ponerte a rascar, te recomendamos que primero lo dejes unos minutos sumergido con agua tibia y jabón. Dependiendo de lo que hayas cocinado, puede ser que en el recubrimiento del cesto se hayan quedado algunos elementos pegados. Nosotros lo solemos dejar sobre una hora. 
  3. Cogemos una esponja para fregar platos y echamos un poco de jabón para platos. Siempre por la zona menos agresiva. Y sobre todo no utilices estropajos de aluminio o te cargarás el antiadherente en cuatro días. 
  4. Una vez hemos limpiado el cesto, lo mejor es secarlo con un paño de cocina, aunque nosotros muchas veces lo dejamos secándose en el escurreplatos. 

Otra opción para la limpieza del cesto es meterlo en el lavavajillas. Nosotros NO recomendamos limpiar el cesto cada vez en el lavavajillas ya que los jabones que se suelen utilizar son muy abrasivos y dañarán el antiadherente del cesto.

¿Cómo limpiar una freidora sin aceite? 1
Siempre utilizar una esponja suave para limpiar el cesto

En nuestro caso únicamente lo metemos en el lavavajillas cuando está demasiado sucio y no vamos a poder sacarlo con la esponja. Esto nos ha pasado muy pocas veces. 

Si decides meterlo en el lavavajillas en cada uso tampoco es un drama, lo peor que puede pasar es que algún día tengas que comprar un cesto nuevo para la freidora. Eso sí, siempre revisa en el manual de instrucciones del fabricante de la freidora que los elementos que vas a poner en el lavavajillas son compatibles.

¿Y si está tan sucio que no podemos limpiarlo ni con el lavavajillas?

Entonces la solución es la siguiente. Cogemos dos cucharadas de bicarbonato y una cucharada de agua y mezclamos bien hasta conseguir una pasta. Extiéndela por el cesto de la freidora y déjala actuar durante 15 minutos. 

Aclara el cesto y la pasta con una esponja suave hasta que desaparezcan todos los residuos de grasas y alimentos. 


Limpieza del interior de la freidora 

Mucha gente no limpia el interior de la freidora y es una parte fundamental para que el aparato funcione perfectamente. 

Ten en cuenta que algunos fragmentos de los alimentos, grasas o residuos se pueden quedar pegados en las paredes de la freidora o en la resistencia que calienta el aire que circula por el interior de la airfryer.

Limpiar el interior es muy sencillo, te lo explicamos por pasos. 

  1. Asegúrate que la freidora está desconectada de la corriente y que el interior no está caliente. 
  2. Coge un trapo de cocina y humedécelo con agua. Lo habitual es añadir jabón de platos, pero nosotros te recomendamos utilizar un desinfectante sin lejía como el Sanytol. 
  3. Limpia las paredes interiores y la resistencia de la freidora, vigilando que no quede ningún resto de alimentos en el interior de la freidora. 
  4. Seca las paredes con un trapo seco. 

Limpieza del exterior de la freidora 

De vez en cuando también tenemos que limpiar la parte de fuera de la freidora. Nosotros utilizamos el mismo proceso que con la limpieza interior. Aunque no lo hacemos en cada uso, quizás una vez a la semana. 


Consejos para limpiar la freidora

Aquí te damos algunos consejos de lo que deberías y no deberías hacer para conservar tu freidora en perfecto estado. 

No utilizar estropajos o cepillos metálicos para limpiar la comida y la grasa del cesto de la freidora, podríamos quitar el antiadherente del cesto. 

La freidora no se puede sumergir en agua, ya que es un aparato eléctrico y se estropearía.       

¡Si sigues nuestras recomendaciones tendrás freidora para años!

¿Y tú que trucos utilizas para limpiar tu freidora sin aceite? Cuéntanoslo en los comentarios.

Deja un comentario