15 Ventajas y 5 desventajas de una freidora sin aceite

La primera vez que escuchamos hablar de freidoras sin aceite pensamos que era un cuento chino. Otro producto creado por las marcas que con el tiempo caería en el olvido.

Pero como a ti en este momento, nos picó la curiosidad e investiguamos un poco más qué eran estas electrodomésticos “mágicos” que prometían freir con aire. Y después de mucho pensarlo acabamos comprando una. Y ahora somos tan fans que hemos creado esta web.

En este artículo te queremos explicar todas las ventajas que tienen las freidoras sin aceite. Algunas son muy evidentes y otras las hemos ido descubriendo con el tiempo después de muchas horas de uso. De hecho es una lista que vamos actualizando con el tiempo.

Pero tampoco queremos engañar a nadie, también tienen algunas desventajas y te las vamos a contar.


Ventajas de una freidora sin aceite

  • Sistema de cocción a través de aire caliente en lugar de aceite caliente. Olvídate de tener que mirar el nivel de aceite y tener que cambiarlo cada pocos días.
  • Tendrás un considerable ahorro económico al no utilizar tanto aceite.
  • Es una manera de cocinar mucho más sana que freir con aceite.
  • Al cocinar con un sistema de flujo de aire caliente las calorías de los alimentos se reducen de manera considerable, ¡hasta un 80%! ¡Se acabaron las digestiones pesadas!
  • Este tipo de freidoras son más fáciles de limpiar que las freidoras con aceite ya que no acumulan tanta grasa. Simplemente sumergiendo la cesta en agua caliente y en el lavavajillas es suficiente para volver a utilizarla. Puedes visitar nuestro artículo dedicado a la limpieza de una freidora sin aceite.
  • La mayoría de las freidoras sin aceite permiten asar, tostar y hornear además de ‘freír’.
  • Son más cómodas para cocinar ya que programas el tiempo y la temperatura y listo. Aunque eso sí deberás girar los alimentos para algunas recetas.
  • Se reduce muchísimo el humo y el olor en la cocina.
masa de brownie en molde dentro de la freidora sin aceite
¿Puedes hacer un brownie en una freidora convencional?
  • Olvídate de las salpicaduras de grasa y aceite en la encimera o el mármol de la cocina.
  • Puedes cocinar muchos más alimentos que los clásicos fritos, nosotros incluso la utilizamos para cocinar postres y pan. Si quieres coger ideas puedes visitar nuestra página de recetas para freidoras de aire.
  • Muchos modelos incorporan programas configurados por los fabricantes que seleccionan automáticamente la temperatura y el tiempo ideal para cada alimento.
  • Algunos modelos disponen de Wifi incorporado para que puedas controlar la freidora desde tu móvil, como por ejemplo el modelo con wifi de Cosori.
  • Comparado con un horno cocina bastante más rápido por lo que ahorrarás consumo de electricidad.
  • La potencia de una freidora sin aceite está alrededor de 1.700 W, la de un horno convencional supera los 3.000 W por lo que el consumo eléctrico será inferior siempre el de una freidora.
  • Cuando usamos una sartén para cocinar pescado o pollo a veces el centro se nos queda un poco crudo ya que el calor se escapa por todas partes. En cambio con la freidora queda perfectamente hecho ya que el aire circula por el interior de la freidora y por lo tanto la cocción es perfectamente homogénea.

Desventajas de una freidora sin aceite

  • La textura de los alimentos no queda igual que en una freidora convencional. Aunque se aproxima mucho, hay diferencia. Si estáis acostumbrados la freidora tradicional, al principio notaréis la diferencia.
  • Las freidoras sin aceite suelen ser más caras que las freidoras con aceite ya que la tecnología que utilizan es más compleja. Sin embargo, vas a encontrar algunas alternativas realmente económicas.
  • Por norma general, las freidoras sin aceite son más lentas para cocinar los alimentos que las freidoras de aceite.
  • Algunos modelos pueden ser un poco ruidosos.
  • El consumo eléctrico es superior en una freidora de aire ya que necesita más potencia que una freidora convencional.

Conclusión: ¿Merece la pena una freidora sin aceite?

Sí. Hace que sea más fácil y rápido cocinar la comida gracias a que llega a la temperatura ideal más rápido que un horno convencional. Y vas a comer de manera mucho más saludable. Además ocupa menos espacio en la cocina que un horno o un microondas. 

Es normal que te preguntes si realmente va a ser un aparato que te va a ayudar en el día a día o va a quedar arrinconado en la cocina cogiendo polvo. Para nosotros las ventajas superan con mucho las desventajas de este electrodoméstico.

Por nuestra experiencia personal, te podemos decir que es un aparato que utilizamos casi cada día. Y no es que sirva únicamente para hacer patatas fritas, puedes cocinar muchos más alimentos. 

Estamos bastante seguros que una vez la tengas en casa no vas a dejar de utilizarla. Si te has decidido a comprar una es el momento de visitar nuestro análisis de las mejores freidoras de aire.

Eso sí, no esperes que por comprar una freidora sin aceite tu dieta va a mejorar automáticamente. Comer cada día patatas fritas no es recomendable para tu salud aunque estén cocinadas con una freidora de aire. Vigila lo que coméis para poder disfrutar de una dieta sana y equilibrada.

¿Nos hemos dejado alguna ventaja? Cuéntanoslo en los comentarios y actualizaremos la lista.

Deja un comentario